10 cascadas que parecen irreales


Antes de arrancar, aclaramos, que dejamos afuera algunas cascadas y cataras “clásicas”, como las de Iguazú (Argentina y Brasil), o Victoria (Zambia y Zimbaue), no por no ser impresionantes, sino por ser más conocidas o casi postales de sus respectivos países.

En éste post, nos sumergimos (crean que si pudiera lo haría en muchas de ellas) a conocer cascadas no tan estelares en cuanto a su fama, pero sí, de una belleza que resulta difícil de encasillar. Algunas son bastante más conocidas, como la cascada del Ángel, el salto más alto del mundo. Otras no tanto, pero todas son majestuosas: aguas turquesa en tierras rojizas, caídas de agua en terrazas blancas, saltos de agua directo al mar en Nueva Zelanda, una cascada por demás torrentosa en Islandia, otra entre estanques turquesa en medio de la jungla. Todas son cascadas tan perfectas y tan idílicas, que hasta cuesta creer que existen:

1. Las cascadas de agua turquesa en Arizona

Un recorrido por las mejores cascadas y caídas de agua del mundo debería tener una estación obligada en el Cañón del arroyo Havasu, en el Estado de Arizona, Estados Unidos. Lo increíble de las cascadas de Havasu, no son sus dimensiones o el volumen de agua, sino el mágico entorno desértico, la tierra rojiza y el agua azul verdosa, en un contraste tan idílico como difícil de imaginar.

Peter Howe

Ryan Malone

Imagen Basile12

cascadaAndy Withers

2. Las terrazas de Huanglong

Huanlong, se encuentra en el condado de Songpan, noroeste de Sichuan, en China. En ésta bellísima zona de montaña y frondosas laderas, las terrazas de depósitos de calcita de Huanglong, conforma una zona de interés panorámico e histórico reconocidas como Patrimonio de la Humanidad. El agua, cae suavemente de un estanque a otro, en una de las cascadas más suaves y apacibles:

Sung ming whang

Imagen Ken Marshall

Ken Marshall

Tylerdurden1

3. Los saltos de Milfor Sound, Nueva Zelanda

En una de las regiones de fiordos más lluviosas del mundo, las cascadas que caen al mar entre elevaciones frondosas y abruptas, son moneda corriente. El paisaje se torna de ensueño en Milford Sound, en la isla Sur de Nueva Zelanda. No es una, son cientos de cascadas, algo entendible en un lugar donde caen hasta 7.000 milímetros de lluvia al año.

wehunts

randomtruth

Wilf

Tha

missbossy

Imagen Abir Anwar

4. Catarata Dettifoss (la más caudalosa de Europa)

Islandia es conocida como la “Tierra del Hielo”, pero también, podría ser considerada como la “Tierra de las Cascadas”. Cuando las temperaturas comienzan a subir en Islandia, el paisaje accidentado se vuelve terreno ideal para que los ríos atraviesen todo tipo de obstáculos. La abundante nieve se derrite, al igual que los glaciares, alimentando torrentosos cursos de agua que  que en su mayoría concretan majestuoso saltos como el de Detiifos:

Ezioman

qiv

utrechtman

Neil D’Cruze

ciamabue

5. Salto del Ángel (Venezuela)

Los tepuys dispersos en gran parte en Canaima, constituyeron un ambiente ideal para el desarrollo de formas evolutivas únicas. Las elevaciones son calificadas a menudo como “las Galápagos de tierra firma”, un sitio tan particular, que hace que la mayoría de seres vivos presenten adaptaciones especiales para sobrevivir. Canaima, es escenario de cascadas como el Salto del Ángel, el más alto del mundo desde el Auyantepuy, con un pico que alcanza los casi 3.000 metros snm.. El salto, es de nada menos que 979 metros de altura, 807 metros en caída libre:

Inti

Benedict Adam

Ver también Cuquenan, la hermana menor del Salto del Ángel

6. Cataratas Kaieteur, Guyana

Otra gigantesca caída de agua y en Sudamérica, quizás relegada a un papel secundario por sus hermanas mayores en el subcontinente. Las cataratas Kaieteur tienen una caída libre de 226 metros, cinco veces más que las cataratas del Niágara y dos veces la altura de las cataratas Victoria, toda una maravilla apenas conocida:

Soren Riise

Ian Mackenzie

Ian Mackenzie

7. El cañón de las piscinas color turquesa, en Guatemala.

El pequeño cañón del río Cahabón, en Guatemala, brinda un increíble espectáculo natural que se asemeja a un paraíso escondido: sobre una formación rocosa conocida como Semuc Champey se forman unas piscinas naturales de color turquesa y aguas cristalinas, separadas por suaves cascadas en medio de un espeso bosque subtropical:

Dave Kent

Dave Kent

Josh Kellogg

8. Seven Sister en el Fiordo Geiranger (Geirangerfjord)

En Noruega, otro paisajes de fiordos mágicos y con cascadas enfrentadas en el fiordo Geiranger. Por un lado las cascadas Seven Sisters, y por el otro, Suitor (“el Pretendiente”) enfrentadas para completar una puesta escénica natural única.

Imagen martijn.munneke

chilihead

9. Las cascadas de los lagos Plitvice, Croacia

En éste paisaje de roca karst, un sistema de lagos interconectados, manantiales y decenas de cascadas dieron forma a un paraíso natural a escala. Plitvice Lakes es el Parque Nacional de Croacia más visitado y famoso. Su belleza es espectacular:

29cm

Rosa Amato

Pululante

10. La Chorrera (Perú)

Dicen que es una de las cascadas más bonitas del mundo, y basta ver las imágenes para comprobarlo. La conocida como La Chorrera, se encuentra en el noroeste de Perú, y es una maravilla recién dada a conocer al mundo en el año 2006: con sus 771 metros de caída, es también la cuarta más alta del mundo.

Elemaki

Jorge Gobbi

Fuente: 101lugaresincreibles

Anuncios

Una respuesta a “10 cascadas que parecen irreales

  1. Impresionantes, ciertamente, muchas de ellas parecen irreales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s