Científico mexicano desarrolla batería inagotable en base a agua y melanina


En nuestro país, pocas veces se reconoce a un científico que hace un descubrimiento trascendente. Y esto no es culpa solo del Gobierno, sino de toda la población quienes preferimos ver programas de Laura y Niurka. Es el caso del científico mexicano Arturo Solís Herrera, quien descubrió la manera de elaborar una “Pila Infinita”, la cual genera electricidad a partir del agua y melanina.

La melanina (polihidroxiindol) es el pigmento que le da el color a nuestro pelo y piel. Pero no será necesario ponernos a recaudar cabello para poder obtenerla, ya que existe una manera de producirlo artificialmente. Lo que hace la melanina es que rompe la molécula del agua separando el oxigeno y el hidrógeno. En base al hidrógeno generado por la batería —que el autor llama Bat-Gen—, una lampara puede mantenerse encendida hasta por cien años.

Pero por si fuera poco, la misma melanina es capaz de volver a juntar los dos elementos que forman el agua; por lo que esta batería se comporta también como una batería recargable y como un generador continuo de energía:

Esta sustancia es capaz de romper la molécula del agua (H2O), separando oxígeno e hidrógeno, al mismo tiempo que esa reacción libera energía. Pero lo más revolucionario es que la misma molécula realiza la función inversa, y vuelve a unir el hidrógeno y el oxígeno, para que nuevamente se constituyan como agua, liberando una nueva carga de energía.

Este ciclo se puede repetir una cantidad incalculable de veces sin que haya desgaste debido a que la melanina puede absorber fotones que están disponibles en el ambiente. Realmente sorprendente.

La patente se la otorgó el Gobierno de Rusia después de cuatro años de trámites y pruebas. Esto la convierte en la primera en todo el mundo que reconoce la existencia de la fotosíntesis humana. En Estados Unidos, la Unión Europea, China e India esta misma patente se encuentra en evaluación desde hace cuatro años en las oficinas de patentes de las respectivas naciones. Mientras tanto, en México se solicitó hace cinco años al Instituto Mexicano de Propiedad Industrial y aún no hay respuesta.

Hasta ahora he gastado más de 40 mil dólares en abogados y trámites para buscar la patente y ha sido un proceso muy complejo por lo inédito de este hallazgo, que yo mismo llegué a considerar increíble

Mis respetos a este descubrimiento. Seguramente pasarán muchos años para que tengamos este tipo de baterías en nuestros hogares. Posiblemente nunca lleguen. Pero la alternativa ahí esta y también la muestra que en nuestro país se pueden hacer cosas grandes.

Fuente: vivirmexico.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s