Un Alcalde peruano fue azotado con un látigo en público “para que no olvide sus promesas”



El insólito caso se registró el domingo en la localidad de Chilca, situada en el distrito de Huancayo, a 310 kilómetros al este de Lima, donde el nuevo alcalde Abraham Carrasco, de 23 años, fue azotado por el ciudadano más respetable de la zona, Cupertino Sáenz.

Carrasco recibió, arrodillado ante un crucifijo y con la cabeza reclinada, los tres latigazos lanzados por su verdugo, quien le exigió en quechua, el idioma de los incas, cumplir las leyes básicas del imperio incaico: “No seas ladrón, no seas mentiroso y no seas ocioso”.

“Por el distrito de Chilca, que amo de sobremanera, lo llevo en mi corazón, y por este pueblo que confió en mí, juro que trabajaré por su desarrollo”, dijo luego el nuevo alcalde, se pudo ver en imágenes de televisión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s