El empresario muerto por su propio invento


Jimi Heselden, un millonario inglés inventor de los famosos vehículos de dos ruedas Segaway, perdió la vida al precipitarse por una pendiente cercana al río Wharfe.
Su cuerpo fue encontrado a pocos kilómetros de la fábrica de Leeds, donde el empresario nació hace 62 años y empezó a amasar su fortuna.

Debido a mala situación económica de su familia no llegó a terminar sus estudios y a los quince años empezó a trabajar como minero. Fue en los años 80 cuando Heselden empezó a vivir de sus inventos.

La primera empresa que fundó, y la principal fuente de su fortuna era Hesco Bastion, en Leeds, una compañía de defensas bélicas. Empezó fabricando barreras protectoras y muy pronto el Ejército inglés se convirtió en uno de sus principales clientes.

En 2001 quedó fascinado con el vehículo eléctrico que el inventor Dean Kamen había ingeniado. Heselden no sólo compró los derechos del artilugio sino que se propuso perfeccionarlo convencido de que sería el vehículo del futuro.

La historia de este vehículo había comenzado mal. En 2003, George Bush hijo, quiso probar uno durante sus vacaciones en Maine. Pero se cayó frente a la atenta mirada de los fotógrafos.

Sin embargo, su vicepresidente Dick Cheney montó poco después en el invento, y le gustó tanto que lo recomendó para las fuerzas especiales de Estados Unidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s