América Latina, el nuevo paraíso de los inversores inmobiliarios


El mercado inmobiliario latinoamericano resulta ser uno de los destinos cada vez más buscado por los inversores. La región se caracteriza por presentar un saludable ritmo de crecimiento.
Vodpod videos no longer available.
La crisis financiera que perturba a los EEUU no sólo trastocó su economía, sino que se expandió, en mayor o menor medida, al resto de los países desarrollados como, asimismo, a los denominados “emergentes”. Las pérdidas por la crisis se expresan en miles de millones de dólares y la padecen desde los grandes inversores, que tenían acciones en las instituciones financieras afectadas, hasta el modesto trabajador que no sólo perdió su empleo, sino que también se quedó sin vivienda al no poder seguir pagando su préstamo hipotecario.

Sin embargo, en el mismo continente, pero más al sur, la situación parece ser bastante diferente. América Latina no se vio tan fuertemente comprometida económicamente y se posiciona, cada vez con más fuerza, como receptora de inversiones extranjeras.

Para conocer el actual panorama inmobiliario en Latinoamérica, hacer un pormenorizado análisis sobre la conveniencia de invertir en la zona y evaluar los efectos de la “burbuja financiera”, Infobae América entrevistó al arquitecto Alberto Fernández Prieto, presidente de Fernández Prieto Ingenieros y Arquitectos SA, una de las empresas desarrollistas más grandes e importantes de la Argentina, que cuenta con emprendimientos tanto en ese país, como en los Estados Unidos y Uruguay.

– ¿Cómo afectó la crisis económica internacional al mercado inmobiliario estadounidense?

El mercado estadounidense está absolutamente basado en el consumo y en los préstamos bancarios, por eso el comercio y las inversiones inmobiliarias están siempre directamente ligadas a aquellos. Al producirse esta gran cantidad de dinero en el mercado, se generó lo que se conoce como “la burbuja”, ya que los grandes operadores de bancos y financieras tenían la necesidad de ubicar esa masa de dinero flotante en algún tipo de negocio, y entonces buscaron, entre otros, los inmobiliarios.

Pero en lugar de basar estos negocios en la demanda real o en necesidades reales, sobre todo en la gente del pueblo estadounidense, se basaron sólo en la necesidad de colocar esos fondos. En consecuencia, cualquier persona conseguía un préstamo a muy largo plazo, los que en algunos casos llegaron a los 50 años, con tasas muy bajas y sin los requisitos necesarios para saber si quienes tomaban estos préstamos podían devolverlos.

Esto provocó un “boom”. Como había una gran ansiedad de colocar estos fondos, se produjo una facilidad muy grande para que los desarrollistas realizaran emprendimientos y los ubicaran entre las personas que, en la mayoría de los casos, no eran lo suficientemente solventes como para devolver estos préstamos. En síntesis, se fue formando una gran bola de nieve que produjo intereses y beneficios para todos en forma desproporcionada, pero que, como era de esperarse, explotó.

-¿Cómo afectó esta crisis a América Latina?

En general, esto no afectó tanto a los países latinoamericanos, porque básicamente no existe en ellos una demanda ficticia, como la que tenían los EEUU, España u otros países más desarrollados. Pero, además, tampoco contaban con estas masas de dinero necesarias para invertir, ya que el préstamo en toda Latinoamérica es escaso.

Esto impactó, en mayor o en menor medida, de acuerdo con la exposición que tenían los países en el momento de esta eclosión. Muy fuertemente en los EEUU y en España, menos en Brasil o Perú, y casi nada en la Argentina, porque allí el préstamo prácticamente no existe.

-El mercado inmobiliario latinoamericano resulta ser, año tras año, un destino cada vez más atractivo para los inversores, ¿cuáles son los países que lideran la rentabilidad?

La eclosión de la que antes hablamos creó una demanda ficticia en países como los EEUU o España, por ejemplo, que dejaron de ser atractivos porque, en realidad, no hay una necesidad de vivienda, sobre todo para satisfacer la demanda, que ya está altamente satisfecha. Entonces, lo que se producía eran segundas o terceras viviendas. Es todo lo contrario a lo que sucede en Latinoamérica, ya que en países como Brasil, Chile, la Argentina, Uruguay o México, en algunos más que en otros, hay un déficit de vivienda importante.

El destino de estos países es interesante para cualquier inversor, porque hay una realidad, que es un mercado expectante de un producto y, como en todo caso que sucede esto, es una inversión segura para los que desarrollan negocios inmobiliarios; todo lo contrario a lo que sucede en los otros países. Si bien hay toda una serie de problemas para invertir relacionado con las facilidades bancarias, Latinoamérica cuenta con la seguridad de un mercado con la necesidad del producto.

-¿Qué características tienen los mercados de la región latinoamericana?

La característica, en general, es bastante disímil de acuerdo con los países. Hay algunos, como Panamá, que reciben una gran cantidad de inversores extranjeros, sobre todo, de sus países linderos, porque ven un mercado con seguridad jurídica, interesante y consolidado financieramente. Entonces, se invierte en esos países que reciben inversiones de [países] externos más que en otros, en los que podríamos decir que al inversor le cuesta más recuperar su capital. En este sentido, como países “fáciles”, podríamos mencionar a Panamá, y como “difíciles”, a Venezuela o Bolivia.

-¿Qué pasa con los latinoamericanos que deciden invertir en el mercado estadounidense? ¿Es tan simple como parece?

El mercado estadounidense parece simple para entrar, pero es sumamente difícil y complejo para poder salir. Además, es un sistema tan sofisticado en el que el inversor estadounidense que, en general es más desprevenido, está siempre muy expuesto. En los EEUU es muy dificultoso hacer negocios si uno no va permanentemente acompañado de sus abogados, no existe la buena fe que puede encontrarse en algunos países latinoamericanos, como Chile, Brasil o Uruguay, por ejemplo, y con los agravantes de que puede pasar lo que pasó.

Como es un mercado tan sofisticado, hay que estar sumamente atento y con mucha información para saber en qué momento salir, porque uno puede ganar dinero o perderlo todo; así como perdió toda la gente que realizó inversiones en estos últimos tiempos. Lo que parece fácil o que contase con una seguridad jurídica para poder hacer inversiones es muy relativo. Uno puede hacer todo el camino by the book, como la gran mayoría de los desarrollistas estadounidenses, que fueron a realizar emprendimientos a los EEUU, pero, en realidad, ante un menor atisbo de que cambie el mercado, el americano reacciona con una velocidad que el sudamericano no está acostumbrado.

-¿En qué países de Latinoamérica están localizados los suelos más caros de la región?

Los suelos más caros están en general ubicados en los grandes centros. San Pablo es probablemente el más caro; México DF, algunas locaciones de Buenos Aires y algunos lugares de Santiago de Chile son los sitios con mayor valor inmobiliario de la Tierra y de los bienes inmobiliarios en sí.

-Si tuviera que aconsejar a un inversor ¿qué áreas tienen mayor proyección a futuro?

Si el inversor es de renta, debería optar por oficinas y tratar de ubicarse justamente en los centros que nombré anteriormente, porque, si bien son los más caros, son los más buscados y los que a la larga tienen mayor rentabilidad.

Si el inversor es de bienes raíces, pero con una tendencia a “entrar y salir”, lo más fácil es buscar lugares que tienen mucha demanda no sólo loca,l sino también internacional, por ejemplo Río de Janeiro, Panamá o Punta del Este.

-¿Cuándo “despertará” el mercado inmobiliario estadounidense?

El mercado se va a recuperar cuando termine de absorber todo lo que se hizo de más. En estos últimos diez años, en el mercado estadounidense, habría que haber construido “diez” y se construyó “cien”, entonces, estos “noventa” de más tienen que absorberse por el mercado, y eso lleva su tiempo.

En estos momentos, el mercado muy lentamente va a absorbiendo este exceso que se produjo, porque se está comercializando a precios muy bajos y mucho menores a los de reposición. Se está viendo un negocio a futuro, comprando ahora a valores menores que los reales. Cuando el mercado termine de absorber esta masa que se sobreejecutó va a empezar a reaccionar naturalmente; o sea, que va a volver a sus valores originales y después a continuar con su tendencia alcista. Nuestra expectativa es que eso pueda llegar a tardar entre 5 y 7 años.

-¿Cuáles son los recaudos que debería tomar el inversor local y cuáles el que apunta al mercado inmobiliario estadounidense?

Cuando el inversor es pequeño o mediano y va a hacer una compra, lo que tiene que buscar siempre es una muy buena ubicación, porque eso es lo que va a defender siempre su producto. En este momento, en los EEUU se puede comprar a valores muy reducidos y Latinoamérica también tiene valores relativamente bajos. Pensando en una globalización de las economías, hoy los precios de América Latina son menores a los de los EEUU.

Si el inversor quiere tomar un poco de riesgo, sin lugar a dudas, que le conviene invertir en Latinoamérica, en los lugares premium. Ahí va a tener siempre defendido su patrimonio y con una expectativa de crecimiento igual o mayor que la de los EEUU, donde va a tener que esperar más tiempo para que el rendimiento de su inversión se vea coronado.

-¿Cómo influye Internet en el mercado inmobiliario?

Influye en lo que hace a la comercialización de las unidades. Informar por medio de las páginas web permite que una información muy elaborada llegue a todo el mundo, y eso se traduce, en muchos casos, en inversiones de extranjeros en el lugar.

En Latinoamérica se encuentra una importante cantidad de inversores europeos que descubren por Internet o por medios similares lo que es la región, sus ventajas, beneficios en cuanto al clima, ya que cuando allá es invierno, en la región es verano, y eso les agrada mucho a los inversores. La información que reciben por estas páginas web les permite, en muchos casos, ubicar inversiones. También los desarrollistas utilizan Internet para estar muy afinados en qué es lo que se está haciendo en el resto del mundo.

-¿Qué requisitos debe reunir un país para atraer inversores?

Los requisitos reales son: tener seriedad en las políticas y que exista una demanda real para el producto al cual el inversor viene a poner su dinero. No sirve de nada declamar seguridad jurídica para una inversión, cuando esa se cae a pedazos, porque el mercado está manejado por especuladores que están descontrolados. Eso es justamente lo que pasó en los EEUU, un país con gran seguridad jurídica, pero con su mercado financiero descontrolado, lo que produjo este desastre y que al inversor de buena fe lo derrumbó.

-¿Cuáles son las claves que debe considerar un gobierno para posicionar a un país como receptor de inversiones extranjeras?

El país tiene que ser amigable con las inversiones extranjeras y permitirles que entren y que salgan. Son dos requisitos básicos. Lo que pasa es que no es un tema tan simple para el país receptor.

Latinoamérica, sobretodo, es receptora muchas veces de inversiones especulativas que entran en momentos en que al inversor les parece oportuno y se van de golpe. Entonces, dejan un terrible vuelco, que es muy difícil, después, de sobrellevar. Es un tema de política económica financiera muy fino. El país tiene que permitir que en general entren inversiones extranjeras, porque eso es bueno, siempre y cuando lleguen para quedarse por plazos prolongados y no sean netamente especulativas “de entrada y salida”, porque eso produce agujeros negros.

Anuncios

2 Respuestas a “América Latina, el nuevo paraíso de los inversores inmobiliarios

  1. Quiero invertir en una franquicia inmobiliaria ( Century 21, Rent a House, etc.).

    Paises Venezuela y Chile.

    Que opinan?

    Gracias

  2. hola luis anaya, soy el director ejecutivo de una empresa que se llama valores inmobiliarios la estancia,c.a proximamente venderemos inversiones de renta garantizado con la adquisicion de inmuebles comerciales nuevos que producen rentas mensuales provenientes de la actividad comercial de franquicias de comida reconocidas mundialmente. estamos ubicados en la ciudad de barquisimeto si te atrae el negocio inmobiliario y quieres tiempo libre entra en un negocio sin riesgo , rentable. 0414-7447615 venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s