Las fotos de la misteriosa guerrillera holandesa


Se presume que llegó a Colombia en 2000 para estudiar y quedó fascinada por la lucha armada. En 2007 se encontró su diario con críticas a la guerrilla. Su nombre evoca a la mítica Tania que murió con el Che Guevara en Bolivia.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos dio a conocer las fotos de la holandesa Tanja Nijmeijer, integrante de las FARC. Las imágenes se descubrieron en las computadoras del “Mono Jojoy”, el jefe militar guerrillero abatido el 23 de septiembre. En un principio se especuló con que la holandesa habría muerto junto al segundo de las FARC en la operación Sadoma.

Tanja forma parte de la “comisión internacional” de esa guerrilla, una especie de “cancillería ambulante” del grupo terrorista. Este órgano funcionó con cierta tolerancia oficial durante los frustrados diálogos de paz entre el gobierno del presidente Andrés Pastrana (1998-2002) y ese grupo.

Las autoridades presumen que se dedica a expandir la ideología de la guerrilla. Justamente el contraste entre esa ideología y su práctica le había resultado difícil de tolerar. Según su diario, una mirada crítica de las FARC que el Ejército encontró en 2007. “A veces -escribió- me despierto llorando y con la misma pregunta: ¿habría sido más feliz quedándome en Holanda? ¿Dando clases, traduciendo y trabajando para la universidad? ¿Casada y con hijos?”.

Tanja estudió Filología Española en Groninga y a comienzos del siglo viajó por Colombia en la Caravana por la Vida, que organizaba una ONG para atender a los campesinos desplazados. Volvió a su país por poco tiempo: se incorporó a las FARC con el alias de Eillen. Su propio nombre, sin embargo, despertaba suficientes ecos en el mundo de la guerrilla: Tania fue la famosa amante de Ernesto “Che” Guevara que murió combatiendo en la selva boliviana.

Se llamaba Tamara Haydée Bunke Bider y había nacido en Buenos Aires en 1937. Como su padre era alemán y comunista, emigró con su familia a la República Democrática Alemana donde se cree que trabajó para el temible servicio de inteligencia Stasi. Conoció a Guevara en 1960 y al año siguiente viajó a Cuba. Se quedó.

Viajó a Bolivia en 1964 para preparar el terreno a la aventura guerrillera de Guevara: se infiltró en los grupos dominantes de la política y la economía, se casó para tener un pasaporte boliviano, y por fin dinamitó esa vida ficticia para sumarse a los combatientes. Cuando su salud se debilitó demasiado, Guevara decidió que la sacaran de la selva. Demasiado tarde: murió bajo fuego el 31 de agosto de 1967, meses antes que él.

Su historia se convirtió en una leyenda instantánea. La heredera estadounidense Patti Hearst asumió su alias en el Ejército Simbiótico de Liberación. Un videojuego (Command and Conquer), una película (Guerrilla, de Steven Soderbergh) y hasta un planeta menor (2283 Bunke) la honran.

La de la holandesa Tanja Nijmeijer, en cambio, es un misterio que resta revelar.

About these ads

Una respuesta a “Las fotos de la misteriosa guerrillera holandesa

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s